El contrato de fianza regula la relación por la cual una parte -fiador- se compromete a responder por el pago de una obligación contraída por otra persona –deudor-.

Presupone que hay un contrato principal (arrendamiento, préstamo…) que establece la obligación previa entre el deudor y el tercero –acreedor/beneficiario-. El contrato de fianza también puede regular una relación futura, afianzando la obligación de dar, hacer o no hacer de qué se trate. 

Es decir, el fiador garantiza que otra persona cumplirá con sus obligaciones.

La regulación de esta relación mediante el contrato de fianza permite fijar los acuerdos entre las partes de forma clara y expresa, incluyendo aspectos tales como los posibles intereses de la deuda, la previa reclamación al deudor, o la posible remuneración del fiador, entre otros, dando una mayor seguridad jurídica a las partes y reduciendo la incertidumbre.

Si estás interesado en suscribir un contrato de fianza rellena los datos que aparecen en el cuestionario y al final contarás con un modelo de contrato adaptado a tus respuestas.

Tus datos están protegidos de acuerdo con la política de protección de datos y en concordancia con las leyes vigentes.

Al hacer clic en Empieza otorgas la autorización para ofrecerte productos y servicios relacionados con los solicitados y fidelizarte como cliente de acuerdo con nuestra Politica de Protección de Datos.

Empieza
derecho, abogados

Quieres que te ayudemos a encontrar el modelo que buscas?

Consulte aquí otros documentos disponibles

¿Cómo podemos ayudarle? ¡No dude en contactarnos!

Contáctenos