El contrato de depósito es un contrato mercantil mediante el cual se regula la entrega de un bien mueble que una parte –depositante- hace a la otra –depositario- para que ésta la guarde y, en el momento fijado, la restituya con todos sus accesorios. El depositario se obliga a guardar la cosa con su máxima diligencia y solamente podrá usarla con el permiso del depositante. 

Su regulación mediante un contrato permite fijar aspectos como la retribución del depositario, la vigencia del acuerdo y las condiciones para su renovación.

Si estás interesado en suscribir un contrato de depósito, rellena los datos que aparecen en el cuestionario y al final contarás con un modelo de contrato de depósito adaptado a tus respuestas.

Tus datos están protegidos de acuerdo con la política de protección de datos y en concordancia con las leyes vigentes. 

Al hacer clic en Empieza otorgas la autorización para ofrecerte productos y servicios relacionados con los solicitados y fidelizarte como cliente de acuerdo con nuestra Politica de Protección de Datos.

Empieza
derecho, abogados

Quieres que te ayudemos a encontrar el modelo que buscas?

Consulte aquí otros documentos disponibles

¿Cómo podemos ayudarle? ¡No dude en contactarnos!

Contáctenos