Por el contrato de préstamo, una de las partes –prestamista- entrega a la otra –prestatario- dinero a título de propiedad, con condición de devolver otro tanto de la misma especie y calidad más intereses acordados entre las dos partes.

Es decir, se presta dinero a cambio de un interés.

La formalización del préstamo permite fijar los acuerdos entre las partes de forma clara y expresa, en aspectos tales como el plazo, la tasa de interés y las garantías de pago, dando una mayor seguridad a las partes y reduciendo la incertidumbre.

Si estás interesado en suscribir un contrato de préstamo rellena los datos que aparecen en la encuesta y al final contarás con un modelo de contrato adaptado a tus respuestas.

Tus datos están protegidos de acuerdo con la política de protección de datos y en concordancia con las leyes vigentes.

Al hacer clic en Empieza otorgas la autorización para ofrecerte productos y servicios relacionados con los solicitados y fidelizarte como cliente de acuerdo con nuestra Politica de Protección de Datos.

Empieza
derecho, abogados

Quieres que te ayudemos a encontrar el modelo que buscas?

Consulte aquí otros documentos disponibles

¿Cómo podemos ayudarle? ¡No dude en contactarnos!

Contáctenos