La pareja de hecho es una convivencia de dos personas no unidas por matrimonio.  

 

La pareja tiene que no estar unida por matrimonio, tener una vida juntos estable y duradera y la voluntad de desarrollar una vida familiar.

La pareja de hecho se puede demostrar  gracias a testigos o contratos comunes y rige las relaciones económicas entre los dos pactados. Entre ellos, la gestión de la vivienda común en caso de separación, o la pensión de alimentos. (Es decir el aporte de cada uno a las cargas de la vida cotidiana)

Otro punto a considerar  es la pensión compensatoria que está prevista para compensar el daño que resulta de una ruptura.

También se consideran las relaciones con los hijos, mientras y después de la convivencia.

 

Una potencial pensión de viudad puede también existir como consecuencia de la unión de pareja y existen mecanismos para indemnización por ruptura de relación en ciertas circunstancias.

 

Una vez el contrato esta hecho y firmado, hay que llevarle a un registro de  uniones de hecho.

 

 

 

Empieza
derecho, abogados

Quieres que te ayudemos a encontrar el modelo que buscas?

Consulte aquí otros documentos disponibles

¿Cómo podemos ayudarle? ¡No dude en contactarnos!

Contáctenos