¿Quieres saber cómo hacer que la compra de un coche de segunda no se vuelva la peor inversión de tu vida?

Problemas coche

 

Adquirir un coche de segunda mano tiene innumerables ventajas, siempre y cuando se tengan en cuenta algunas consideraciones relevantes. A diferencia de lo que la mayoría de personas cree, no sólo es importante fijarse en el precio y en el estado aparente del coche. Con bastante frecuencia los defectos mecánicos no se detectan, en especial cuando el vendedor ha renovado de manera exhaustiva el exterior del coche, muchas veces para distraer la atención.

Y, aunque existen garantías para la compra de coches de segunda mano, existen trámites a surtir para hacerlas efectivas demandando tiempo y dinero, además que pueden existir dudas sobre su efectividad.

Por eso, si no vas a contar con la asesoría de un profesional, existen unas simples recomendaciones que te permitirán tener una visión un poco más profunda sobre el estado del coche.

Elementos en los cuales hay que fijarse antes de adquirir un coche

  • El tubo de escape: En lo primero que hay que fijarse es en el funcionamiento, básicamente hay que detectar si emite humo de forma exagerada, ya que esto podría indicar que hay problemas en la mezcla de combustible. También es importante fijarse si hay grietas y rajaduras.
  • Los neumáticos: En el caso de los neumáticos, es necesario verificar la fecha de fabricación, la presión, la profundidad de los patrones, sí existe algún desgaste asimétrico y la presencia de grietas o rajaduras.
  • Carrocería: Debemos fijarnos si existen cambios abruptos de tono o textura en la superficie. Prestar atención a la presencia de golpes. Las abolladuras pueden ser un problema cuando éstas son mayores de los 6 cm. También hay que tratar de detectar si hay corrosión y descartar la presencia de fisuras profundas que lleguen hasta la chapa.
  • Paragolpes: En el caso de los paragolpes, debemos fijarnos si éste se encuentra debidamente anclado, si hay fracturas o grietas y si no es original.
  • La dirección: Este es un elemento muy importante, ya que no es meramente estético y tiene que ver con nuestra seguridad y la de los pasajeros. Lo primero que tenemos que verificar es si hay bloqueo de giro en determinado momento. El volante no debe estar demasiado suelto, pero tampoco demasiado duro o trabado. También debemos tratar de identificar si hay ruidos extraños y un paralelo inadecuado.
  • El interior del coche: En lo que respecta al interior, debemos prestarle atención al funcionamiento de los cinturones de seguridad, si éstos se encuentran intactos, o por el contrario están rotos. También hay que indagar acerca del anclaje y descartar la presencia de manchas y quemaduras.
  • Freno: Este es también un componente vital para la seguridad y su inspección no se debe hacer a la ligera. En especial es imprescindible verificar que no exista una holgura exagerada en el pedal, ya que éste debe tener siempre una resistencia. Por otro lado, tampoco es deseable que el pedal sea demasiado duro. Es muy importante también detectar la presencia de ruidos extraños durante el frenado y finalmente, en lo concerniente al freno de mano, también es pertinente verificar el grado de tensión.
  • Líquidos: Cuando se detectan manchas y fugas de líquidos, esto puede deberse a problemas en más de un componente: los frenos, el aire acondicionado y lógicamente, el motor.

 

revisioncoche

 

  • La suspensión: En el caso de la suspensión, hay que prestar atención a la presencia de ruidos y sonidos exagerados. También es importante verificar si la carrocería presenta algún desnivel demasiado obvio y si se balancea de forma anormal.
  • El motor: En el caso del motor, es importante prestar mucha atención a la presencia de ruidos extraños. Muchas personas no pueden diferenciar los ruidos normales de los anormales, por lo cual es altamente recomendable que soliciten la ayuda de personas experimentadas y de confianza.
  • Lunas, espejos y cristales: En este caso, se deben descartar la presencia de fisuras y grietas mayores de 2 cm.
  • Luces y faros: Es importante fijarse en el grado de translucidez, la presencia de grietas y fracturas, y algo muy importante: verificar si son los componentes originales o si han sido cambiados.
  • Panel de mandos: Aquí, como resulta lógico, lo más importante es la verificación del kilometraje. En este caso debe imperar el sentido común, por ejemplo, si el coche tiene poco kilometraje, pero muchos años, debemos ser muy cautos pues esto por lo general no tiene sentido. Sólo como referencia, el uso habitual de un coche personal o familiar implica el recorrido de unos 10,000 km por año.

Dejar constancia del estado del coche

Adicional a la verificación del estado del coche, es importante dejar constancia de manera adecuada en el contrato. El comprador no podrá reclamar en el caso de vicios que eran visibles al momento de la compra.

Si el comprador encuentra que existe algún defecto o vicio oculto, tendrá que denunciarlo al vendedor, quien deberá efectuar la respectiva reparación, anular el contrato, o restituir el precio pagando los daños y perjuicios ocasionados.  El comprador deberá demostrar que el defecto es anterior a la entrega del vehículo.

De acuerdo con el art 1461 del código civil el vendedor está obligado a la entrega y saneamiento de la cosa objeto de la venta, lo que significa que el coche debe estar libre de cargas y vicios ocultos.

Especificar las garantías

Aunque es recomendable especificar las garantías en el caso de la compraventa de un coche usado, aunque no exista un contrato escrito de garantía, aplica lo establecido en la Ley. En el caso de tratarse de una compraventa entre particulares la ley señala un plazo de 6 meses para que el comprador de un automóvil exija al vendedor el saneamiento de los vicios ocultos que tenga el vehículo.

Si se trata de la compra de un vehículo a un profesional, aplicaría la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. De acuerdo con esta ley el vendedor está obligado a entregar el vehículo en las condiciones que establece el contrato. En caso contrario tendría que repararlo, sustituirlo o reducir el precio. En caso de vehículos nuevos la garantía mínima legal es de 2 años, y para vehículos usados de un año a partir de la entrega del vehículo.

Redacción adecuada del contrato

Una redacción adecuada del contrato te permitirá también protegerte frente a diversas eventualidades evitando también estafas comunes.   Lo ideas es tener un contrato personalizado  y obtener la revisión por parte de un abogado. Hoy puedes hacerlo en https://www.legalydocs.es/particulares/contratos-mercantiles/Contrato-de-Compraventa-de-Vehiculo y al final de la encuesta contarás con un documento adaptado a tus necesidades. Si necesitas una asesoría especializada, o si ya realizaste una compraventa y tienes problemas para el cumplimiento de las obligaciones por parte de la otra parte, por favor contáctanos para poder ayudarte.

 

 manejandofeliz

 

Quieres que te ayudemos a encontrar el modelo que buscas?

Consulte aquí otros documentos disponibles

¿Cómo podemos ayudarle? ¡No dude en contactarnos!

Contáctenos