¿Quién puede hacer préstamos y con qué condiciones?

Hoy en día, uno de los mayores problemas que nos encontramos como consecuencia de la crisis, y que afectan especialmente a las empresas y a los autónomos, es la falta de liquidez y la falta de financiación, pero ese mismo problema tienen muchos particulares para poder afrontar el día a día en donde en muchas ocasiones, es necesario recurrir a algún tipo de financiación.

Para estas situaciones y en el actual contexto, aparecen los créditos y préstamos entre particulares.

Hay que señalar, que no hay ninguna ley que regule expresamente los préstamos entre particulares, pero hemos de advertir de igual forma, que eso no implica que no sean seguros o que no sean legales.

Para empezar, existen dos vías, la primera de ellas es yendo al Notario, la segunda es formalizando un contrato privado entre las partes, especificando la cantidad prestada, las cuotas de devolución y en su caso, si lo hay, el tipo de interés

Una vez formalizado el contrato, éste deberá ser llevado a la Agencia Tributaria para registrarlo y que quede constancia de su existencia, habiendo además presentado la liquidación de impuestos correspondiente.

Las grandes ventajas de los créditos entre particulares, son normalmente el menor interés y la mayor flexibilidad respecto a la devolución, y con respecto al que presta el dinero, hay que añadir, que en los contratos privados de préstamo, pueden añadirse cuantas garantías y del tipo que se quieran, para, como su nombre indica, garantizar el pago y devolución del préstamo. Si estás interesado en redactar un contrato de préstamo has clic en este enlace. Si quieres que un abogado estudie tu caso y te recomiende los pasos a seguir por favor contáctanos.

Quieres que te ayudemos a encontrar el modelo que buscas?

Consulte aquí otros documentos disponibles

¿Cómo podemos ayudarle? ¡No dude en contactarnos!

Contáctenos